miércoles, 30 de octubre de 2013

EL PRÓPOLIS O PROPÓLEO



El Própolis o Propóleo es una sustancia que las abejas obtienen de los árboles y que al llegar a la colmena, lo transforman en un producto que usan para sellar, reparar y proteger la colmena de agentes infecciosos.

Es utilizado en medicina desde los antiguos egipcios que lo utilizaban para embalsamar momias o los antiguos griegos que lo utilizaban como desinfectante de heridas y antibiótico para abscesos en la piel.

Un estudio realizado en la Universidad de Ohio (EE UU) confirma entre otros efectos beneficiosos del própolis sus propiedades antioxidantes.

En concreto, destaca que “este producto elaborado por las abejas, contiene hasta 300 componentes naturales y muestra una gran variedad de propiedades biológicas y farmacológicas como antimicrobiano, antioxidante, antiinflamatorio, inmunomodulador, antitumoral, anticanceroso, antiulceroso, hepatoprotector, cardioprotector y neuroprotector”.
El própolis se emplea, además, para cuidar las cuerdas vocales, ya que protege esta parte de la garganta de infecciones y de los daños ocasionados por el frío.

El empleo del Propóleo tiene muchos beneficios sobre diferentes partes de nuestro organismo, principalmente:
   *  Aparato digestivo: nos ayudará a regular el apetito, regenerar las úlceras y, además, es un buen protector hepático.
   * Vías respiratorias: Al ser un antibiótico natural, ayuda a prevenir y recuperarse de las enfermedades respiratorias.
   *  Aparato circulatorio: Es vasodilatador e hipotensor, disminuye la fragilidad capilar, inhibe la oxidación del colesterol y ayuda a normalizar la presión arterial.
   * Propiedades dermatológicas: Es un cicatrizante, desinfectante, antiinflamatorio natural, y se emplea para problemas en la piel y como fungicida.
   * Propiedades odontológicas: Ayuda a mantener la salud de la boca, estimula la generación de esmalte dental, impide la formación de caries y placa bacteriana, y favorece la curación de las aftas bucales.


http://www.naturopatia-rosagarcia.es/

lunes, 28 de octubre de 2013

ALTERNATIVAS NATURALES A LOS MEDICAMENTOS



La mayoría de medicamentos convencionales intentan disminuir los síntomas que ocasiona la enfermedad de la forma más rápida posible. Y muchas veces lo consiguen. Pero pueden producir efectos secundarios y no dejan que el cuerpo active los mecanismos para curarse por sí mismo. En cambio, los remedios naturales ayudan al organismo y en las dosis indicadas los efectos secundarios son extraños y leves.

ATENCIÓN
En ningún caso se debe dejar de tomar un medicamento prescrito por el médico sin consultarlo. Si se sufre un problema de salud, también es necesario acudir a un profesional.


Antiinflamatorios
Suelen tomarse ante el dolor causado por la artrosis, la artritis o traumatismos. 
Jengibre. Toma 2 cápsulas de 500 mg de jengibre en polvo al día con las comidas. 

• Cúrcuma. Toma 2 g del condimento con pimienta y aceite de oliva en las comidas o dos pastillas de 500 mg de curcumina al día. 
Otras cosas que puedes hacer: si el dolor es musculo esquelético consulta con un osteópata o un acupuntor. Otras técnicas interesantes son la RPG (Reeducación Postural Global), la técnica Alexander, el Rolfing y la quiropráctica.
Analgésicos

Se emplean a menudo para tratar los dolores del cabeza o los síntomas de los resfriados. 
EquinaceaEstimula las defensas, actuando contra las enfermedades infecciosas como la gripe, el resfriado común y las infecciones del tracto respiratorio alto (laringitis, traqueítis).
Se recomiendan 20 gotas de tintura, 3 veces al día disueltas en un poco de agua, antes de las comidas, desde la aparición de los primeros síntomas. Los niños de 2 a 12 años tomarán 3 veces al día tantas gotas de Equinacea como años de edad, disueltas en un poco de agua antes de las comidas.


Antihipertensivos
Las personas que se estén medicando contra la hipertensión nunca deben abandonar el tratamiento de forma brusca y sin consultarlo con el médico. Deben ponerse de acuerdo con su médico para introducir rutinas de ejercicio físico, relajación y ayudas naturales para ir disminuyendo la dosis de fármaco.
• Espino albar. Es muy eficaz. Se puede combinar con hoja de olivo, muérdago, cola de caballo y hoja de abedul. Se pueden tomar en forma de extracto en las dosis que indique el fabricante. 
Otras cosas que puedes hacer: la dieta basada en vegetales, pobre en sal y en grasas saturadas se ha demostrado eficaz. También son útiles las técnicas de relajación.


Surmatripan y ergotamina (contra las migrañas)
Estos medicamentos ayudan a muchas personas pero no consiguen un alivio en todos los casos. Las opciones naturales pueden ser eficaces. 
• Mentha piperita. Está indicada en los dolores de cabeza que tienen su origen en un problema digestivo. La infusión se prepara con una cucharadita de menta por taza. Se pueden tomar un par al día. También se puede recurrir al aceite esencial: se diluyen 5 gotas en una cucharda de aceite de almendras y con esta mezcla se realiza una masaje suave en las sienes.
Otras cosas que puedes hacer: el yoga, la meditación y las técnicas de relajación en general pueden resultar de mucha ayuda cuando el origen de la migraña es debida a un exceso de tensión.

Antidepresivos y ansiolíticos 
Figuran entre los fármacos más recetados y algunos de ellos son causa de adicción. 
• Hipérico. Su eficacia está científicamente demostrada. Se puede tomar en forma de extracto hidroalcohólico o en comprimidos, en la dosis que indique el médico (es necesaria su supervisión porque pueden darse interacciones con medicamentos). 
Otras cosas que puedes hacer: Aprender una técnica de relajación resulta imprescindible en estos casos.


Antihistamínicos

Son muy eficaces, pero producen somnolencia y otros efectos secundarios sobre el sistema nervioso.  Además dificultan la adaptación del sistema inmunitario. 
• Rooibós. Es una infusión deliciosa y además un remedio de eficacia probada contra alergias con síntomas respiratorios (asma, rinitis) y cutáneos (picor, eczema). Y lo que es mejor, prácticamente carece de efectos secundarios. Se pueden tomar tres tazas al día. 
Otras cosas que puedes hacer: el suplemento quercetina –un flavonoide– se ha demostrado eficaz en la prevención de las molestias. Se pueden tomar 400 mg tres veces al día.


Estrógenos

El descenso natural en la producción de estrógenos asociado a la menopausia se ha tratado administrando la hormona desde fuera pero se ha comprobado que aumentaba el riesgo de sufrir cáncer de mama y de útero.
Aceite de onagra. Ofrece buenos resultados al tratar molestias como los sofocos. Otras plantas medicinales indicadas en estos casos son el sauzgatillo, la cimífuga y la damiana. Estas plantas se pueden tomar solas o juntas y carecen de efectos secundarios.
• Salvia. Se puede favorecer el equilibrio hormonal añadiendo unas gotas de aceite esencial al agua de baño o mezclándolas con un aceite base para realizar un masaje abdominal.
Otras cosas que puedes hacer: es aconsejable incluir en la dieta alimentos a base de soja que proporcionan fitoestrógenos.
Antiácidos

Son muy recetados para combatir las molestias y trastornos digestivos, pero no están libres de efectos secundarios. 

 Regaliz. Es un remedio tradicional para las úlceras gástricas. Algunas personas son sensibles a uno de sus componentes, la glicirricina, que además puede aumentar la tensión arterial. Estas personas pueden optar por un extracto desglicirricinado. 

• Col. El jugo crudo puede curar una úlcera en 10 días. Para ello hay que tomar un litro diario (se obtiene con licuadora).

Laxantes

Los medicamentos contra el estreñimiento son eficaces pero es más adecuado restablecer el ritmo natural del intestino mediante el consumo de fibra y compuestos naturales.

Semillas. Las semillas de varias plantas presentan un efecto laxante. Las de zaragatona o psyllium son especialmente recomendables. Para tomarlas, se mezclan 10 gramos de semillas con 100 ml de agua y se ingieren sin masticarlas. Inmediatamente después se toma un vaso grande de agua (300 ml). Este remedio también está indicado contra el colesterol elevado. Otras semillas eficaces son las de lino, de alcaravea y de frángula. Pregunta al herbolario cuál es la mejor forma de consumirlas.
Otras cosas que puedes hacer: beber mucha agua, hacer ejercicio y comer abundantes hortalizas y frutas, especialmente kiwis y ciruelas, completa el tratamiento natural.

Antibióticos
Representan uno de los grandes avances de la medicina moderna y han salvado millones de vidas, pero en muchas ocasiones se toman de manera innecesaria, bien porque se sufre una infección por virus, ante los que son ineficaces, bien porque el organismo es capaz de superar por sí mismo la infección. El abuso de los antibióticos está relacionado con la aparición de bacterias cada vez más resistentes a los tratamientos.
• Propóleo. Las abejas convierten resinas de las yemas de los árboles en una sustancia con potentes efectos antibióticos que utilizan para cubrir las paredes de la colmena, con el fin de combatir las bacterias, virus y hongos que puedan afectarla. En medicina, es muy útil para prevenir y tratar complicaciones en el tracto respiratorio superior (anginas, sinusitis, laringitis...). Se administra en forma de tintura mediante pulverizador. 
• Perlas de ajo. Poseen propiedades antivíricas. También hace más difícil la multiplicación de las bacterias. Están, por tanto, muy indicadas en resfriados y gripes. La dosis depende de la concentración del producto, por lo que hay que seguir las indicaciones del fabricante.  
Otras cosas que puedes hacer: Refuerza el sistema inmunitario tomando alimentos pro y prebióticos que ayuden a gozar de una flora intestinal equilibrada. Para recuperar esta flora después de haber tomado antibióticos son muy recomendables los yogures y los preparados de bacterias vivas.

http://www.naturopatia-rosagarcia.es/