sábado, 28 de diciembre de 2013

DESPUES DE LOS EXCESOS DE ESTOS DÍAS : Regalemos un merecido descanso a nuestro organismo y desintoxiquemos nuestro cuerpo



Las comidas de estos días en el peor de los casos a más de uno le pueden haber provocado problemas gástricos y en el mejor solamente algunos gramos de más en la báscula.
Es aconsejable en estos días que tenemos de descanso hasta las próximas celebraciones de fin de año y reyes, realizar una pequeña limpieza en de nuestro organismo.

El cuerpo se renueva cada día, crea millones de células nuevas que sustituyen a las más veteranas, cada célula, independientemente de la función que desempeñe debe nutrirse, desintoxicarse y crecer, para ello depende la calidad de los alimentos que recibe y de la calidad del medio en el que se halla. 

Si estos son nítidos y sanos esa célula realizará bien su trabajo.

¿Cómo hacerlo, que dieta seguir estos días?
Desayuno:
Es aconsejable tomar un buen vaso de agua, a ser posible tibia-calentita, nada más despertarnos, para arrastrar los residuos biológicos que el cuerpo ha generado durante la noche y facilitar el peristaltismo intestinal.
Nada más aconsejable que tomar buenos zumos de fruta natural y vegetales, para favorecer el flujo y limpieza sanguínea. 

Evita tomar estimulantes como el té y el café, así como el consumo de azúcar, harinas o cereales industriales.

Comida:
Durante unos días evita el consumo de carne, aumenta el de pescado y huevos ecológicos por supuesto nada de aprovechar las sobras de estos días ni el consumo de alimentos procesados industrialmente o congelados.

Empieza siempre con  una porción de verduras cocidas o crudas en forma de ensalada  preferentemente endivias y  escarola.
A continuación puedes incluir un plato que contenga: legumbre + cereal integral Con un cereal integral (arroz integral, cebada, quínoa, mijo, etc…) (aliñado únicamente con aceite de oliva a 1ª presión en frío,  tamari o sal marina o sal de Himalaya, semillas de sésamo o gomasio y unas gotitas de aceite de sésamo tostado)
O una proteína lo recomendable sería de origen vegetal (Tofu), pero si no estás acostumbrado a estos alimentos, intenta que sea pescado tanto blanco como azul, o huevo biológico, olvídate durante unos días de la carne.
No tomes postre, incluida la fruta, es aconsejable terminar la ingesta con una infusión digestiva.
Cenas:
Ligeras:1º Plato: verduras al vapor, caldo vegetal con fideos finos, purés de verduras
2ª Plato: pescado blanco al vapor o papillote o un huevo duro acompañando a la verdura
 No tomes postre, incluida la fruta, es aconsejable terminar la ingesta con una infusión digestiva o relajante.


Recomendaciones para seguir una dieta ligera
  • Bebe suficiente líquido durante todo el día y siempre preferentemente fuera de las comidas.
  • Incluye mínimo cinco porciones de frutas y vegetales. Distribuidas a lo largo del día.
  • Consume más pescado. El pescado contiene ácidos grasos omega-3, los cuales son muy beneficiosos para la salud y ayuda al proceso de limpieza.
  • No utilices frituras para cocinar los alimentos, lo más saludable es la cocción al vapor o papillote.
  • Mastica bien los alimentos, recuerda que la digestión comienza en la boca.
  • Procura usar platos pequeños, de forma que las raciones te parezcan abundantes.
  • Reduce lo máximo posible el consumo de sal, no consumas productos procesados ya que contienen mucho sodio y favorecen la retención de líquidos.
  • Actividad física. El ejercicio físico junto a una alimentación saludable y balanceada son la llave mágica a la puerta de su salud física y mental
http://www.naturopatia-rosagarcia.es/ 


viernes, 20 de diciembre de 2013

Enfermedades, dolores... ¿de verdad su médico le está dando todas las soluciones?



Uno de los problemas más graves de la medicina convencional es que los médicos tienden a NO prescribir a sus pacientes tratamientos naturales. 
Por falta de tiempo, de formación y también por intereses económicos, privan a sus pacientes de soluciones naturales, pese a que éstas ofrecen grandes esperanzas frente a los dolores y las enfermedades.: http://www.saludnutricionbienestar.com/

Por ejemplo, si usted tiene artrosis, su médico sin duda le recetará antiinflamatorios no esteroideos (aspirina, diclofenaco, ibuprofeno...). Y quizá le administren infiltraciones de cortisona. Estos medicamentos suprimen parcialmente el dolor pero, además de tener efectos secundarios, no resuelven el origen de la enfermedad, que no es otro que la destrucción del cartílago de las articulaciones.

Sin embargo, hoy día ya se sabe que algunos compuestos naturales podrían no sólo aliviar el dolor, sino también reactivar la producción de cartílago.

Varios estudios científicos han puesto de manifiesto que los pacientes recuperaron la flexibilidad que tenían antes gracias a productos totalmente naturales y sin efectos secundarios indeseables. Algunos pudieron retrasar o incluso evitar someterse a cirugía para implantarles una prótesis de rodilla. Son resultados de investigaciones científicas publicadas en revistas médicas internacionales, como The Lancet y The Archives of Internal Medicine. (1) (2) Estos resultados, evidentemente, no están garantizados para todo el mundo. Si hace años que usted padece la enfermedad, en su caso quizá ya sea demasiado tarde y lamentablemente no haya una solución natural que vaya a resolverlo todo.

Pero no hay duda que, para algunas personas, la medicina natural funciona allí donde la medicina convencional ha fracasado. En un gran número de enfermedades existen vías y enfoques que no logran tener cabida en el sistema de salud oficial.

Por eso es absurdo que no se informe de esas alternativas a las personas afectadas por estas enfermedades.

He citado el ejemplo de la artrosis, pero es sólo un caso entre muchos otros.
El fin de la diabetes
Pensemos por ejemplo en la diabetes, que actualmente se sabe cómo hacer retroceder la enfermedad y reducir la ingesta de medicamentos de forma natural. En algunos casos, las personas que la padecen volvieron a recuperar su salud.
También en este caso se trata de resultados publicados en una revista científica reconocida internacionalmente: la revista médica de referencia Diabetologia, editada por la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD: European Association for the Study of Diabetes). (3)  
 Investigadores de la Universidad de Newcastle, en Reino Unido, realizaron un seguimiento a diabéticos con sobrepeso. Durante ocho semanas les hicieron seguir un régimen alimenticio concreto, muy restrictivo. El resultado de estas ocho semanas de dieta ofrece a todos los diabéticos del mundo nuevas perspectivas frente a su enfermedad.

La concentración de glucosa en la sangre (glucemia), tanto en ayunas como después de comer, volvió poco a poco a un nivel normal. El páncreas, que en muchos casos había dejado de funcionar, recuperó su capacidad de producción de insulina.

En todos los participantes, todos los síntomas de la diabetes desaparecieron. Y lo más increíble es que ese cambio se produjo sin ningún medicamento químico; tan solo modificando la alimentación. Pero eso no es todo: cuando los participantes empezaron a consumir alimentos en principio prohibidos a los diabéticos, se constató que una gran mayoría de ellos reaccionaba como si nunca hubieran estado enfermos. Ya no tenían diabetes.
 Y lo que es aún más extraordinario es que este fenómeno demostró ser duradero: tres meses después de haber vuelto a una dieta normal, el 64 % de los participantes seguían sin presentar ningún síntoma de la enfermedad.

Esto le da una idea del poder que pueden tener las soluciones naturales.
¿Y qué decir de las enfermedades cardiovasculares? Reducir el riesgo de infarto y de accidente cerebrovascular (ACV)

En la actualidad casi cinco millones de españoles (¡el 10% de la población!) toman medicamentos contra el colesterol. Sin embargo, se ha demostrado que esos medicamentos no disminuyen el riesgo de morir por accidente cardiaco. Sé que esta afirmación le resultará chocante, pues lo que estoy diciendo es exactamente lo contrario de lo que se enseña en las facultades de Medicina, pero es lo que los investigadores más destacados en cardiología han demostrado.

Uno de los especialistas más eminentes en este campo es el médico francés Michel de Lorgeril, cardiólogo e investigador del CNRS (el Centro Nacional para la Investigación Científica de Francia, la institución de investigación más importante en ese país, equivalente al CSIC en España). Es autor de varios libros cuyos títulos no dejan lugar a duda: "La estafa del colesterol", "Dígale a su médico que el colesterol es inocente, le curará sin medicamentos" o "Colesterol, mentiras y propaganda".

Ha publicado asimismo centenares de artículos en las principales revistas médicas internacionales, como The Lancet, The American Journal of Cardiology o Journal of Internal Medicine. El doctor Michel de Lorgeril denuncia que a millones de personas con problemas cardiacos se les están administrando medicamentos que provocan efectos secundarios potencialmente graves, mientras que existen soluciones naturales que permiten una mayor reducción del riesgo; sin medicamentos, o en todo caso con un mínimo tratamiento. ¡Incluso para las personas que ya han sufrido un infarto y un ACV!

Pero mientras sus trabajos reciben reconocimiento fuera de Europa (por ejemplo en Estados Unidos) en muchos países europeos tienen dificultad para ser aceptados.

Teniendo en cuenta el poder de la industria farmacéutica, no es de extrañar. Ésta realiza enormes esfuerzos para convencer a los médicos de que las medicinas alternativas están basadas en ilusiones (efecto placebo, etc.), y que sólo los medicamentos químicos tienen un efecto demostrado científicamente.
Las medicinas naturales son medicinas punteras
En realidad, las medicinas naturales son también objeto de investigaciones científicas exhaustivas.

El conocimiento acerca de ellas ha progresado mucho. Existen revistas científicas sobre medicina natural que tienen el mismo nivel de exigencia y rigor que las revistas que se ocupan de la medicina convencional.
Ayude a su cuerpo a curarse con alimentos sanos y nutrientes esenciales
Nutriterapia,muchos investigadores la consideran la medicina que va a revolucionar el tercer milenio.

Para comprender todo el interés que suscita actualmente la nutriterapia es necesario saber que, desde 1950, la dieta de las poblaciones occidentales se ha empobrecido drásticamente.

Las verduras y las frutas frescas que consume hoy en día la población de los países industrializados ya no tienen la misma riqueza nutricional que en otro tiempo. Y esto no debe sorprendernos: los suelos, antaño ricos en minerales, se han agotado a causa de los métodos modernos de agricultura intensiva. Todos los datos de los que se disponen revelan un deterioro paulatino de la calidad de la dieta ingerida en toda Europa, especialmente relevante en el caso de los niños. Y España no está al margen de esa tendencia. (4)

Numerosos casos de diabetes, hipertensión o depresión, entre otras enfermedades, se ven así agravados por la falta de nutrientes y por el consumo de alimentos nefastos para la salud. Pero desgraciadamente, con frecuencia por falta de formación, los médicos actuales intentan "curar" estas enfermedades mediante medicamentos químicos que agotan aún más las reservas del organismo.
Sin efectos secundarios indeseables
Por ejemplo, la aspirina es eficaz contra muchos dolores... pero estropea la pared del estómago. Puede provocar graves hemorragias, a veces incluso úlceras en el sistema digestivo.

La cortisona reduce las inflamaciones, pero estimula las infecciones. A la larga, provoca osteoporosis, diabetes, desarreglos hormonales, hinchazón en el rostro y problemas de piel.

Los antibióticos matan determinados gérmenes... pero devastan la flora intestinal. Debilitan el sistema inmunitario y pueden ser tóxicos para el hígado y los riñones. Favorecen el desarrollo de levaduras que pueden infectar la boca (candidiasis bucal) y las micosis del aparato genital.

La medicina natural, por el contrario, produce beneficios en el conjunto de su cuerpo.

Por ejemplo, cuando toma vitamina D para reforzar sus huesos, está reduciendo al mismo tiempo el riesgo de cáncer. Los omega 3, que reducen el riesgo cardiovascular, mejoran también el ánimo (efecto antidepresivo) y reducen la degeneración macular.

Pero atención: estas sustancias, incluso si son naturales, deben utilizarse siempre con precaución. En todos los casos, y en particular si está usted siguiendo un tratamiento farmacológico, debe pedir consejo a su médico antes de emprender un tratamiento con productos naturales, ya que la mayoría de éstos contienen principios activos.

Los productos naturales no tienen efectos indeseables, pero el riesgo de interacción y de ingerir una dosis excesiva siempre está presente.

Un cordial saludo,
Juan-M. Dupuis
http://www.saludnutricionbienestar.com/

martes, 17 de diciembre de 2013

YA ESTÁN AQUÍ LAS COMILONAS CON FAMILIARES Y AMIGOS



Para la que se avecina en estos días en que todo está dispuesto para que comamos y bebamos en exceso, te explico unas pautas nutricionales para proteger tu estómago y salir victoriosos. 

Son consejos que puedes seguir de forma permanente y que con ellos facilitaras y mejoras tus digestiones, además de no enfadarte con la báscula.
 
Sabiendo algunos pequeños trucos no sólo conseguirás contrarrestar los efectos de las típicas comidas y celebraciones navideñas, sino seguir una dieta sana, ligera y respetuosa con tu estómago.

La importancia de saber combinar bien los alimentos:

 Aperitivos, canapés, entrantes, platos, postres y dulces, está mezcla de alimentos resulta una bomba para ser digerida por nuestro estomago. Por lo que es muy importante que tengas en cuenta estos consejos a la hora de elaborar tus menús de navidad o te encuentres frente a estos festines:

Cuidado con los canapés. Si te hinchas de canapés estarás tomando muchos hidratos de carbono, que sumados a las proteínas de después, te asegurarán una digestión pesada y un montón de calorías extra.
No renuncies a ellos pero procura tomar sólo un par o compensar después comiendo muy ligero.
Procura no mezclar demasiados hidratos de carbono con demasiadas proteínas. Juntos, estos dos tipos de alimentos le suponen un tremendo esfuerzo digestivo a tu estómago, lo que se traduce en pesadez, dolor abdominal, gases, ardores y demasiadas calorías.
En estas fiestas predominen los platos a base de proteínas: cordero, besugo, marisco, ave... No los acompañes de patatas o arroz sino de guarniciones verdes. 
 
 Controla el pan. No te digo lo elimines totalmente, puedes tomar una pequeña ración. Pero en navidad es fácil abusar del pan: en los canapés, con mantequilla, con patés, con la comida. Si sumas, te saldrá no sólo un exceso de hidratos sino de calorías.

Aperitivos y entrantes. Son la perdición de la línea en navidad. Los canapés, frutos secos, salmón ahumado, embutidos, quesos... podrían constituir por sí solos una cena o una comida altamente calórica. Imagínate sumarlos al menú principal: no hay estómago ni báscula inmune a esta sobrecarga alimenticia. 


Lo ideal es que los tomes como plato único, por ejemplo, en los típicos cócteles o celebraciones de trabajo, limítate simplemente a probarlos déjalos para hacer un ligero tentempié  media mañana o como merienda.
 
Presta atención al orden en que comes
Lo ideal es comenzar cada comida con una ensalada a base de vegetales frescos, que preparan el estómago y lo estimulan para recibir alimentos más pesados.
La fruta fresca también es una buena opción para preparar a tu estómago para el proceso digestivo; si en las comidas o las cenas no te apetece empezar con fruta, hazlo en el desayuno para comenzar el día con el estómago en buena forma.
Si vas a tener dos comidas copiosas en el mismo día, procura que la del mediodía sea con una base de hidratos de carbono y la de la noche de proteína.

Fruta: ¿antes o después de comer?

¿Cuál es la respuesta nutricional a esta pregunta? A no ser que tengas un estómago de hierro, la fruta después de comer ralentiza el proceso digestivo
Lo ideal, es tomarla entre horas o antes de comer, ya que las enzimas de la fruta preparan los jugos del estómago para digerir alimentos más pesados, como proteínas e hidratos de carbono.
Frutas como la piña o la papaya son especialmente digestivas, pero aún así, te sentarán mejor antes de comer. Como postre, lo más digestivo es tomar una infusión,

Los dulces

¿Quién puede resistirse a los dulces en Navidad cuando los tienes en todas partes desde que te levantas hasta que te acuestas? A ellos y al exceso de alcohol que se bebe en estos días se les deben los kilos de más que casi todo el mundo coge.
Después de comer o cenar, los dulces son también los responsables de que las digestiones sean más pesadas y difíciles. Por eso, lo primero es evitar la tentación:
Prohibido poner la típica bandeja de turrones, polvorones, etc. Y si la tienes, escóndela y sácala sólo cuando vengan invitados.
Procura que en la bandeja haya siempre algo ligero que puedas comer en caso.
Una buena alternativa a los dulces de Navidad industriales es hacerlos en casa. Bizcochos, roscones, flanes, natillas, sorbetes... así podrás utilizar ingredientes sanos, nutritivos y mucho menos calóricos. Lo ideal es sustituir el azúcar blanco, que sólo aporta calorías, por azúcar integral, miel, panela u otro azúcar más natural.

Cuidado también con las bebidas en estos días. 
Los cafés, refrescos y alcohol que vas a tomar de más estos días están cargados de azúcares vacíos de nutrientes pero llenos de calorías.
Procura apartar el azucarero y los sobrecitos de azúcar. Acostúmbrate al sabor real del café o endulza con azúcar integral o miel, mucho más sanos.
 La bebida ideal en estos días son las infusiones, ya que te ayudarán a hacer la digestión, a eliminar toxinas, a quemar las grasas: poleo, manzanilla, hinojo, té verde, diente de león...

Y si hay recasa??

Para soportar un buen resacón ya sea de alcohol o de tabaco, lo principal es hidratarse bien, recuperar vitaminas y eliminar toxinas.

Lo ideal es pagar tu penitencia y pasarte el día siguiente a base de zumos naturales de frutas (el de tomate es ideal), fruta fresca (sobre todo de alto contenido en vitamina C, como las naranjas, fresas o kiwis), agua e infusiones depurativas. Para comer o cenar, caldo vegetal, yogures, queso fresco... y ¡nada de azúcar, tabaco o alcohol!

Entre fiesta y fiesta  ¡Depúrate!

Aprovecha los días entre San Esteban y fin de año  para depurarte. Simplificar tu dieta y estimular la depuración le permitirá a tu organismo deshacerse de lo que le sobra: toxinas, exceso de grasas, de ácido úrico, exceso de peso.
Límpiate por dentro y te verás más guapa por fuera. es una de las mejores terapias antienvejecimiento y permitirá descansar a tu estómago, hígado y riñones.
Para depurarte puedes pasarte un día a base de zumos naturales, caldos desgrasados o fruta (las uvas y las fresas son ideales). 

Y si eso no es sufiente, recuerda que nada mejor que empezar bien el año proponiéndote cuidar de ti y de los tuyos, estaré encantada de conocerte y facilitarte un Plan Terapéutico personalizado:http://www.naturopatia-rosagarcia.es/