viernes, 27 de junio de 2014

EL CAFÉ

Hasta que no tomo un café, no soy persona, esta expresión la escucho día a día.
El café es un factor común de muchas de las personas que pasan por mi gabinete con la intención de solucionar distintos y variados problemas de salud. 
EL CAFÉ hay que tomarlo de manera esporádica y de calidad biológica (en su elaboración se usan peligrosos herbicidas y pesticidas, además para los amantes del descafeinado importante tener en cuenta que en este se emplean también disolventes derivados del petróleo y otros productos químicos) Considero que estos mínimos argumentos ya son motivo suficiente para que al menos el que consumamos sea de un origen orgánico).
Empezar el día con un café desde un punto de vista nutricional no aporta nada, todo lo contrario es un diurético que arrastra vitaminas y minerales. 
Cuando tomas ese café en ayunas para despertarte:
“Es como si golpeas con la fusta a tu caballo para que arranque. Al primer latigazo te responde, pero al final lo castigas y lo agotas. Lo mismo hacemos con nuestro cuerpo”.

La cafeína es estimulante, favorece la diuresis y tiene u gran efecto purgativo.Sin embargo estos “beneficios” nos los va a cobrar y muy caros.
El café estimula la mente  quitándole  la energía al cuerpo, obteniéndola esencialmente al corazón y los riñones con lo que va causando un envejecimiento prematuro similar al que provocan las drogas. Dos o tres cafés al día por muy orgánico que sea, aumenta los niveles de colesterol, perjudica al páncreas y al corazón.

Además el acido del café afecta a las vellosidades del intestino, produciendo la irritación y por lo tanto su efecto purgante y dificulta la absorción de calcio entre otros minerales (desmineralización, osteoporosis).
Si todo ello te motiva a dejar de tomar café, no debes hacerlo de golpe, porque puedes sufrir dolores de cabeza e estreñimiento, lo aconsejable es sustituirlo por el té (iniciando con te negro y apurativamente por te con menos teína como el verde, hasta llegar al blanco, o Malta (café de cereales). 


Pero como en todo lo recomendable es…..moderación, un buen café de calidad es un placer para los sentidos y también tiene sus beneficios; ayuda a estar alerta, aumenta la concentración.

Nota: Todo lo expresado en este sitio de internet solo tiene propósitos informativos. Ninguna información presentada aquí pretende sustituir el consejo de su médico o proveedor de salud. No debería emplear ninguna información contenida en nuestra página para auto diagnosticarse o tratar personalmente enfermedades o condiciones médicas que posea. Si usted sospecha que tiene alguna enfermedad, se le sugiere contactar a su proveedor de salud inmediatamente. 

miércoles, 18 de junio de 2014

Añadir dulzor a nuestras vidas



Cuando piensas en la palabra “dulce” ¿Qué se te viene a la mente? Y no hablo sólo de postres, bollería, etc. ¿No sientes nada al pensar en el adjetivo “dulce”? Así es, el dulzor está directamente conectado con nuestros sentimientos. Puede que nos haga sentir más relajados, más abiertos a más opciones de vida, puede que nos genere el querer ir más despacio y saborear cada momento con intensidad, puede darnos confianza, estabilidad, bienestar o puede que nos conecte al amor. 
Seguir un estilo de vida saludable y una dieta equilibrada no significa tener que renunciar al dulzor. Al contrario, una carencia de dulzor se traducirá en un mayor deseo de querer saciarnos con alimentos no saludables.
Por ello, hay que hacer algunas aclaraciones para que no nos falte el dulce en nuestras vidas y estar sanos tanto físicamente como emocionalmente.
     
El sabor dulce no es exclusivo de los postres:
 Lo podemos obtener en todos los platos.
    El uso de cremas dulces de verduras nos aportará el efecto de relajación y placer que necesitamos después de un intenso día de trabajo.
    Utilizar cereales integrales cocinados a fuego lento ya que se convertirán en azúcar de alta calidad (glucosa) cuando los mastiquemos.
   Las legumbres cocinadas con verduras dulces nos darán todos los nutrientes que necesitamos para un buen funcionamiento global de nuestro organismo.
  Tomar carbohidratos simples, vacíos y pobres (como el pan blanco) nos llevará a querer tomar más cantidad de azúcar en menor tiempo del que lo haría un cereal integral.
 Una nutrición pobre en proteínas hará que nuestro cuerpo desee más dulce. 


Pero sobretodo ten presente que si necesitas el dulzor a nivel emocional, por muchas galletas, chocolates y helados que comas, nunca llegarás a sentirte saciado. 
Lo mismo pasa si nos sentimos sin confianza o tristes en la vida. Tendremos que conectar con nuestro lado emocional para encontrar la solución en el lugar en el que reside el problema.
 
 

 
http://www.naturopatia-rosagarcia.es/

lunes, 16 de junio de 2014

Bebidas refrescantes saludables para el verano



Si hay algo que aumenta a la vez que lo hace la temperatura es el consumo de refrescos bien fríos para calmar la sed y refrescarnos un poco. ¿A quién no le apetece un refresco de cola o una cerveza delante de la playa? Pero… ¿realmente estamos haciendo un favor a nuestro cuerpo?
Las bebidas refrescantes que más consumimos no son siempre las más adecuadas. Son bebidas que no tienen ningún valor nutritivo, suelen estar extremadamente azucaradas o en su defecto utilizan algún edulcorante como el aspartamo. Además tienen una gran cantidad de aditivos (algunos de ellos muy perjudiciales para la salud) Su consumo se asocia a trastornos digestivos, caries, descalificación de los huesos, litiasis urinaria y alergias.
Por ello te quiero proponer algo mucho más nutritivo, saludable y divertido para calmar el calor del verano.
¿Qué os parece un zumo de frutas fresquito, colorido y muy nutritivo? Los zumos de frutas, sin aditivos ni azúcares añadidos, cuentan con el mismo aporte nutritivo que las frutas (excepto la fibra en el caso que colemos el zumo) 
Aportan agua, azúcares naturales, vitaminas y minerales. Son depurativos, antioxidantes, acaban con la debilidad general, ayudan a combatir el estreñimiento (si se añade la pulpa), son adecuados cuando se tiene colesterol y previenen algunas enfermedades degenerativas y cardiovasculares. Repasemos algunos de los zumos de frutas más usuales:

-Zumo de naranja: Destaca por su aporte de Vitamina C, vitamina B9, betacarotenos y bioflavonoides.
-Zumo de manzana: Destaca por su aporte en Vitaminas C y E, potasio y hierro.
-Zumo de piña: Destaca por su contenido en vitamina C, B y A y muchos minerales.
-Zumo de melocotón: Destaca por su contenido en vitamina C, B A y minerales como el magnesio y el potasio. 

Desde aquí me gustaría animaros a que probarais combinaciones diferentes y apetitosas como un buen zumo de mango, cerezas y albaricoque o un delicioso zumo de fresas, kiwi y naranja.
Atreveros a preparar vuestro propio zumo, probad nuevas combinaciones y sobretodo disfrutas con su frescor y sabor a la vez que cuidáis de vuestra salud.

lunes, 9 de junio de 2014

Piel, cabello y uñas. ¿Quieres realzar su belleza? Mejor desde el interior


Los productos de belleza en muchos casos actúan solo de manera superficial y al mejorar la visión no hacemos más que enmascarar un problema que está causado por un desequilibrio interno. 
El cabello, la piel y las uñas son un espejo de nuestra vitalidad interior.
Si quiere realzar ganar belleza primero es necesario que busque un equilibrio en tu alimentación donde no faltan los nutrientes principales


La piel es el primer signo visible de nuestro estado 

La piel es un tejido que nos protege de las agresiones externas..

Una piel radiante suele ser el primer signo visible de un buen estado de salud y de una correcta alimentación, ya que un gran número de alteraciones de la piel son el resultado, en parte, de carencias nutricionales.

Un rostro envejecido  puede ser consecuencia de una carencia de zinc, de vitaminas C y D, y de aminoácidos, que aportan elasticidad al colágeno de la piel.
 
La palidez de la piel puede ser signo de anemia (escasez de glóbulos rojos), generalmente por falta de hierro, aunque también puede deberse a una carencia de ácido fólico (vitamina B9), de vitamina B12, de cobre o de vitamina C.
Una piel seca suele ser indicio de una carencia de ácidos grasos poliinsaturados del tipo Omega-6, de vitamina A o de betacaroteno (el precursor de la vitamina A).

Desde hace unos años, se relaciona el acné con una alimentación rica en productos refinados, además de un posible déficit de zinc y vitamina A.

Cabello pobre y uñas quebradizas
La primera causa de una debilidad en faneras (cabello y uñas) es hormonal. Durante la menopausia, la disminución de estrógenos y finalmente la falta total de estrógenos da lugar a un desequilibrio hormonal en favor de las hormonas androgénicas (testosterona), lo que se traduce en un cabello más frágil, más fino, de crecimiento más lento y con menos brillo.

En el hombre, la caída del cabello suele ir ligada a factores hereditarios. La caída del cabello se debe a una sensibilidad especial del folículo pilosebáceo a la disminución de la producción de dihidrotestosterona. Los factores nutricionales también pueden agravar la caída del cabello o favorecer la aparición de caspa.

Hoy en día sabemos que todos los tipos de caída del cabello, incluso los de origen hormonal, pueden acelerarse o agravarse por una alimentación que no aporte suficientes micronutrientes, especialmente vitaminas del grupo B, vitamina C, vitamina D, hierro, zinc y aminoácidos.

Como sucede con el cabello, las uñas también reflejan nuestro estado de salud. La falta de hierro, magnesio y vitaminas A, B5, B8 y E crea problemas que les afectan: deformaciones (aparición de fisuras o huecos), aspecto arcilloso, alteración del color (color amarillento, azulado o pálido), desdoblamiento y uñas quebradizas. 
Alimentación equilibrada
Una alimentación basada en el consumo de frutas con escaso contenido en azúcar, legumbres crudas y alimentos ricos en proteínas animales como la carne, las aves y el pescado, cocinados a baja temperatura,  proporciona los nutrientes esenciales que el organismo necesita para regenerar la piel, el cabello y las uñas (betacaroteno, vitamina A, vitaminas B, zinc, silicio, aminoácidos sulfurados, ácidos grasos poliinsaturados…).
No obstante, en algunos casos (problemas hormonales o agresiones externas), restablecer el equilibrio alimentario no será suficiente. Si así fuera, los suplementos alimenticios podrían desempeñar una función decisiva siempre recomendados de manera profesional.

http://www.naturopatia-rosagarcia.es/

Nota: Todo lo expresado en este sitio de internet solo tiene propósitos informativos. Ninguna información presentada aquí pretende sustituir el consejo de su médico o proveedor de salud. No debería emplear ninguna información contenida en nuestra página para auto diagnosticarse o tratar personalmente enfermedades o condiciones médicas que posea. Si usted sospecha que tiene alguna enfermedad, se le sugiere contactar a su proveedor de salud inmediatamente.