domingo, 22 de marzo de 2015

Ya está aquí la primavera, y con ella las temidas alergias.

Ya está aquí la primavera, estación temida por los alérgicos al polen.

Pero hay que tener presente que muchas personas son hipersensibles durante todo el año al polvo, animales, alimentos, metales……


La medicina convencional nos explica que es consecuencia a unos alérgenos que estimulan la formación de unos anticuerpos y que finalmente generarán una reacción alérgica, pero sin identificar por qué pasa, simplemente te recetan fármacos antihistamínicos que lo que consiguen es bloquear las reacciones normales de defensas que tendría el organismo, anulando al sistema inmunitario que en la confusión termina tomando como alérgenos sustancias totalmente naturales como es el polen.

Desde la Naturopatía, además de aliviar los síntomas a las reacciones alérgicas, el objetivo es abordar desde el origen, ayudar al cuerpo a recuperar el equilibrio de su sistema inmunitario de forma que finalmente estos problemas puedan reducirse hasta llegar a eliminarse.
No es fácil, se necesita plena confianza y trabajo en común entre naturópata y afectado. Tiene que haber una implicación total por parte del afectado en un cambio de hábitos que no siempre se está dispuesto a llevar a término, lamentablemente es más fácil tomarse un antihistamínico de síntesis que comprometerse a un cambio de estilo de vida empezando desde la alimentación y llegando hasta técnicas de relajación. Desde luego la apuesta merece la pena y el grado de satisfacción personal de ambas partes, una vez conseguido el objetivo, “eso si que no tiene precio”.
¿Por qué cada vez hay más población alérgica?
Existe una indudable predisposición genética a las alergias, pero son imprescindibles unos factores para desencadenarlas.
El más importante: La contaminación ambiental.
A continuación: El consumo generalizado de aditivos de síntesis químicas (presentes en bollería industrial, chuches, fármacos….) Los restos de pesticidas de frutas, hortalizas y verduras, las hormonas para el engorde animal, los virus y bacterias incorporados a las vacunas, el tabaco y otras sustancias…
Entre otras, son sustancias frente a las que nuestro sistema inmunitario no ha tenido tiempo a adaptarse, por lo que una persona en un estado de estrés inmunológico puede manifestar una crisis alérgica cuando coincide con un factor desencadenante como el polen o….. un conflicto emocional. Por este motivo introducir cambios en nuestro estilo de vida es de gran ayuda:

  • Evita el estrés continuado.
  • Sigue una alimentación saludable en general, sin exceso y lo más limpia posible: priorizando alimentos frescos de cultivo ecológico, huye de aditivos y conservantes. Aumenta el consumo de frutas y verduras. Reduce el consumo de productos animales, de ellos procede una de las sustancias con mayor capacidad proinflamatoria y alérgica (leucotrienos), incluidos por supuesto los lácteos.
  • Reduce el consumo de alimentos ricos en histamina.
  • ¡Atención a las vacunas! solo las estrictamente necesarias.
  • Evita el tabaco y ambientes contaminados.
  • Evita la acumulación de polvo o humedad.
  • Mantén una flora intestinal equilibrada.
     http://www.naturopatia-rosagarcia.es/

martes, 17 de marzo de 2015

¡ Cuidado FRESAS ......... no son lo que aparentan !

Como cada temporada, cuando en estos días empiezo a ver en los supermercados y fruterías, las cajas de fresas tan preciosas y estratégicamente colocadas, que las mamas compran tan orgullosas para sus hijos, me hago cruces y me gustaría hacer una vez más un llamamiento a la consciencia:

La práctica totalidad de las fresas españolas contiene pesticidas, muchos de ellos disruptores endocrinos, es decir, que afectan al sistema hormonal.
Más fácil de entender, sustancias que pueden alterar el sistema hormonal humano y que están relacionadas con enfermedades crónicas como problemas de fertilidad, cánceres de tipo hormonal (de mama, de próstata, de testículo), daños cerebrales, obesidad o diabetes. 

En total, en las fresas españolas se han detectado 93 pesticidas diferentes, de los cuales 26 son disruptores endocrinos.
*estudio EXPPERT II el estudio analizó 23 muestras de fresas españolas, todas de Huelva, y según la responsable de campañas internacionales de la Fundación Vivo Sano, Nadia Bennich, “esto equivale a decir que la práctica totalidad de las fresas españolas contienen sustancias químicas nocivas para la salud, dado que de Huelva procede el 95% de las fresas españolas”. Los análisis han sido realizados por Fytolab, laboratorio con sede en Bélgica especializado en el análisis de pesticidas en los alimentos, con todas las acreditaciones europeas necesarias.
En España ha sido la Fundación Vivo Sano la que haciéndose eco de este estudio ha denunciado ante la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, ante la Fiscalía de Medio Ambiente y ante el Ministerio de Sanidad la presencia en fresas españolas de al menos tres pesticidas prohibidos. Los análisis han sido realizados por Fytolab, laboratorio con sede en Bélgica especializado en el análisis de pesticidas en los alimentos, con todas las acreditaciones europeas necesarias.
Las fresas son un excelente alimento, con un alto valor nutricional una fruta rica en vitaminas y minerales
Unos 200 gramos de fresas aportan:
·         Un total de 66 calorías.
·         207% de vitamina C.
·         17% de hierro.
·         7% de vitamina B6.
·         15% de ácido fólico
·         8% de manganeso.

Pero indiscutiblemente DE PRODUCCIÓN ECOLÓGICA
En mi opinión personal menos en más, no todos los bolsillos pueden permitirse la producción ecológica pero es más prudente no consumirla que ingerir químicos en lugar de nutrientes.



lunes, 16 de marzo de 2015

La importancia del MAGNESIO

El magnesio (Mg) es esencial para la vida de todas nuestras células.

Los minerales tienen un papel muy importante en la estructura y la función del cuerpo humano.

El organismo de una persona adulta contiene aproximadamente 25 gramos de magnesio, es esencial para la vida celular, aproximadamente el  60% de todo el magnesio presente en el cuerpo se encuentra en el esqueleto, y alrededor del 27% en los músculos. El magnesio además interviene en más de 300 reacciones metabólicas básicas. 

DESTAQUEMOS:
Todos sabemos el consumo habitual de frutas y verduras está asociado a un bajo riesgo de ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES Y A UNA PRESIÓN ARTERIAL ADECUADA, frutas y verduras son ricas en magnesio, así como en calcio y potasio. Las mujeres en la menopausia por la falta de estrógenos acostumbran a subir su presión arterial, un gran estudio clínico reveló que un consumo elevado de magnesio en la dieta puede retrasar el desarrollo de hipertensión arterial

Diabetes LA DIABETES TIPO 2 SE ASOCIA A UNOS NIVELES BAJOS DE MAGNESIO EN LA SANGRE.  un consumo elevado de magnesio en la dieta puede proteger frente al desarrollo de diabetes tipo 2. Se descubrió que el magnesio mejora la sensibilidad a la insulina en estas personas, reduciendo el riesgo de aparición de diabetes tipo 2. La deficiencia de magnesio en pacientes diabéticos puede reducir su inmunidad, haciéndoles más susceptibles de contraer infecciones y enfermedades.
 
OSTEOPOROSIS una ingesta adecuada de calcio, magnesio y vitamina D, junto con una correcta alimentación y ejercicio físico a lo largo de la infancia y la etapa adulta, constituyen las medidas preventivas para esta enfermedad tanto en hombres como en mujeres.

MIGRAÑA Los niveles de magnesio suelen ser inferiores en sujetos que padecen migraña, incluyendo niños y adolescentes. Además, algunos estudios clínicos sugieren que los suplementos de magnesio pueden reducir la duración de la migraña y la cantidad de medicación requerida.

TRASTORNO POR DÉFICIT DE ATENCIÓN CON HIPERACTIVIDAD (TDAH) Algunos expertos piensan que los niños que padecen déficit de atención con hiperactividad (TDAH) presentan los efectos de una deficiencia de magnesio moderada, como irritabilidad, menor capacidad de concentración y confusión mental. En un estudio clínico, el 95% de los niños con TDAH mostró deficiencias de magnesio. En otro estudio clínico, los niños con TDAH que recibieron magnesio manifestaron una mejoría notoria en su comportamiento, mientras que aquéllos a los que se administró la terapia convencional sin magnesio presentaron un empeoramiento del comportamiento. Estos resultados sugieren que la suplementación con magnesio puede resultar beneficiosa para niños con TDAH.


SÍNDROME PREMENSTRUAL (SPM) La evidencia científica y clínica apunta que los suplementos de magnesio pueden ayudar a aliviar los síntomas asociados con el SPM, especialmente hinchazón abdominal y de las extremidades, insomnio, aumento de peso y tensión mamaria. La información preliminar sugiere que el magnesio también puede ser útil para aliviar los cambios de humor. 


LOS  ALIMENTOS MAS RICOS EN MAGNESIO:

VERDURAS DE HOJAS VERDES (ESPINACAS)

FRUTOS SECOS Y SEMILLAS (SEMILLAS DE CALABAZA, PIÑONES Y NUECES)
CACAHUETES, PISTACHOS Y ANACARDOS
LA CASCARA DE LAS PATATAS
CEREALES INTEGRALES (EL ARROZ INTEGRAL)
AGUACATE
PLATANOS
HIGOS SECOS
CHOCOLATE AMARGO (+70 CACAO) 

A pesar de que los niveles de magnesio en la dieta suelen ser bajos, es raro que se produzca una deficiencia de este nutriente.
Hay ciertas enfermedades que pueden desequilibrar los niveles de magnesio en el organismo. Por ejemplo, la gripe intestinal con vómitos o diarrea puede provocar deficiencias temporales de magnesio.
Algunas enfermedades estomacales e intestinales, la diabetes, la pancreatitis, el fallo de la función renal y el uso de diuréticos pueden desencadenar deficiencias.
 El consumo excesivo de café, refrescos, sal o alcohol, así como los periodos menstruales abundantes, un exceso de sudoración y un estrés prolongado también pueden reducir los niveles de magnesio.

Los síntomas de la deficiencia de magnesio pueden incluir agitación y ansiedad, síndrome de las piernas inquietas (SPI), trastornos del sueño, irritabilidad, náusea y vómitos, alteraciones del ritmo cardiaco, baja presión arterial, confusión, espasmos musculares y debilidad, hiperventilación, insomnio, crecimiento débil de las uñas e incluso convulsiones. 

COMO SUPLEMENTO ALIMENTICIO

Mientras que las autoridades sanitarias europeas han establecido para el magnesio un nivel de ingesta máximo tolerable de 250 mg/día para adultos, en EE. UU. el valor definido es de 350 mg/día.

Advertencia: Los complementos nutricionales no son medicamentos, no obstante debido a las posibles interacciones,  no deben ser tomados con medicamentos sin consultar previamente a un profesional.



miércoles, 4 de marzo de 2015

Complementos Nutricionales para la mujer

El ritmo de vida actual, el trabajo, la familia, los estudios, la vida social, la calidad del medio ambiente, del aire, del agua y de los alimentos que no es la más idónea.

El hecho de que la alimentación actual, aunque busquemos un equilibrio, no aporte todos los nutrientes esenciales necesarios, a lo que hay que añadir que la alimentación moderna utiliza para la conservación de los productos alrededor de doscientos cincuenta pesticidas y herbicidas  contaminación ambiental y de metales pesados, nos invita a la utilización de complementos alimentarios.

A los 30 años el cuerpo de una mujer comienza a sufrir diversos cambios como consecuencia de un descenso del metabolismo, la mujer empieza a tomar  conciencia del paso de los años y promueve un aumento de cuidados tanto internos como externos:

 Las dietas alimenticias pueden conducir a estados carenciales de vitaminas A, C, E y de minerales como el   magnesio, potasio, calcio, zinc y hierro.
La excesiva utilización de luz artificial agrava la necesidad de vitamina D
El alcohol y el tabaco aceleran la oxidación de los radicales libres
El estrés aumenta las necesidades de vitaminas B6 , B5 y C, así como de aminoácidos, acido glutaminico,    L-glutamina y Arginin
-La ingestión de anticonceptivos orales incrementa también las necesidades de vitamina B6 y C, riboflavina,  folatos y zinc.

Para cubrir las necesidades en la mujer de los 30 a los 40 años, sería recomendable incluir como complementación a la alimentación diaria:
    Un suplemento Multivitamico-mineral  de origen 100% vegetal, que contenga de 400 a 800 mg de magnesio (para evitar el síndrome menstrual) de 50 a 100 mg de la mayoría de vitaminas del grupo B, vitamina A, C, D y E, así com antioxidantes como la luteína, el licopeno el ácido alfa lipoico y el CoQ10. Bioflavonoides, enzimas digestivas y complejos herbarios.

Hay que tener presente que los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustitutos de una dieta variada y equilibrada ni de un estilo de vida saludable. 

 Un aporte de ácidos grasos esenciales, con un balance equilibrado de:Omega 3: EPA, específico para el corazón y la inflamación.DHA, específico para el cerebro y la salud mental.
Omega 6: GLA, específico para la piel, hormonas, cabello y uñas.
Omega 9: Oleico, específico para regular los niveles de colesterol.
Precaución: evitar tomarlos si se está tomando anticoagulantes o se va a someter a una intervención quirúrgica. 

El escritor  francés Víctor Hugo dijo que "Los cuarenta son la edad madura de la juventud; los cincuenta la juventud de la edad madura".

Pero para que esto realmente sea así la mujer debe de cuidarse con esmero por dentro y por fuera.La edad comprendida entre los 40 y 50 años es una etapa de transición conocida como la perimenopausia.

El cuerpo femenino termina su etapa fértil  generando cambios biológicos que tienen repercusión tanto a nivel físico como emocional, que son completamente naturales. 
La mujer debe estar atenta a estos cambios y responder acorde a su fisiología para sentirse plena y feliz.

Para cubrir las necesidades  en la mujer de los 40 a los 50 años, sería recomendable incluir como complementación a la alimentación diaria:
Además del aporte en ácidos grasos esenciales balanceados y un suplemento Multivitaminco-mineral
A partir de los 45 años aproximadamente dependiendo de la situación hormonal de cada mujer, habría que incluir. Un complejo de fitominerales compuesto de plantas con tropismo femenino, lograrán un equilibrio hormonal en procesos de perimenopausia o menopausia: Maca, Dong quai, Cimicífuga, Salvia, Sauzgatillo, Ñame silvestre.
Este tipo de compuestos son considerados fitohormonas,  generalmente reguladores y no presentan efectos secundarios. No tienen efectos importantes sobre la producción de estrógenos o de progesterona.
No obstante, se recomienda no tomarlos en casos de cáncer hormonodependientes.

A partir de los cincuenta años la mujer está viviendo su etapa menopáusica en la mayoría de los casos por lo que el suplemento multivitaminico, debería de cubrir aportes para el sistema osteo-articular.

ð  Un suplemento Multivitamico-mineral  de origen 100% vegetal, que contenga vitamina D y calcio, oligoelementos varios, en especial magnesio, boro y silicio. (para abordar el aporte suficiente y metabolización de calcio)
Vitamina-E (fuente de la eterna juventud) Vitamina-C (además de sus conocidos beneficios sobre el sistema inmunitario, es imprescindible para la producción de colágeno).
Vitaminas de complejo B (facilitan el buen funcionamiento del sistema nervioso, ayudan a conciliar el sueño, combatir el estrés y lubricar adecuadamente la matriz no mineral del hueso.



De los sesenta en adelante la mujer puede continuar igual de estupenda.

La mujer ha aprendido a cuidar y mimar su cuerpo y a estar orgullosa de poder lucirlo y disfrutarlo.

Es momento de mantener los mismos principios de complementación nutricional, trabajando un abordaje antiaging con nutrición ortomolecular.

Un suplemento Multivitamico-mineral  de origen 100% vegetal, rico en antioxidantes:
Vitamina +c+E+Selenio+D+Luteina+antociánosidos+acidos grasos poliinsaturados Omega 3 y Omega 6 + cóctel de oligoelementos de los que no pueden faltar;  Manganeso+Magnesio+Selenio+silicio organico. Un suplemento en Coenzima Q10 60-120 mg/día (prevención básica cardiovascular).
ð        Una formula rica en calcio, (preferentemente hidroxiapatita de calcio de origen marino) + zinc , vitamina D y vitamina C que contribuya al mantenimiento de los huesos (la vitamina C contribuye a la formación de colágeno, asegurando una correcta función de cartílagos y huesos).

Los complementos alimenticios no son medicamentos, no obstante es aconsejable La supervisión de un profesional de la complementación ortomolecular  para conocer la ingesta recomendada de cualquier complemento, así como las interacciones, las precauciones y contraindicaciones, si las tuviera. 

Los complementos alimenticios no son medicamentos, no obstante es aconsejable La supervisión de un profesional de la complementación ortomolecular  para conocer la ingesta recomendada de cualquier complemento, así como las interacciones, las precauciones y contraindicaciones, si las tuviera.